Guía para comprar una guitarra española [Aspectos a tener en cuenta]

En internet existe demasiada información aconsejándonos para comprar una guitarra española.

Muchas veces esa información es errónea o sesgada, puesto que en la mayoría de ocasiones procede de personas que recomiendan su propia guitarra simplemente porque a ellos les gusta.

Por ello es recomendable dejarse asesorar por alguien imparcial.

Dicho esto, en el mercado podemos encontrar multitud de marcas, algunas populares y otras no tan conocidas por el público general, pero que sin embargo tienen una calidad excelente para iniciarse en el mundo de la guitarra flamenca o española, pudiendo elegir entre modelos con una gran variedad de precios.

De hecho hoy en día puedes encontrar guitarras españolas por menos de 200€, con las que podrás comenzar en tu aprendizaje y continuar en él durante mucho tiempo (Puedes consultar nuestra comparativa de guitarras para principiantes).

Si eres principiante te costará apreciar diferencias entre los modelos y marcas.

Por ello hemos elaborado esta Guía, en la que analizaremos los aspectos fundamentales que debemos tener en cuenta a la hora de comprar una guitarra española con la que comenzar en este mundo.

Si no te ves con la experiencia suficiente como para ser capaz de valorar correctamente los aspectos siguientes, por ejemplo porque todavía te cuesta apretar las cuerdas o aún no estás familiarizado con el sonido de la guitarra,  sería recomendable echar mano de alguna persona o amigo más experimentado que nos ayude a probar y valorar el instrumento seleccionado.

Qué tener en cuenta a la hora de comprar guitarras españolas

Aspectos externos de una guitarra clásica

Pues bien, antes de comenzar con el análisis de cada uno de los factores que hay que tener en cuenta, debemos despejar dudas y tener claras cuáles son las partes que componen un instrumento como la guitarra flamenca, ya que a lo largo de esta guía estaremos haciendo referencia a ellas:

guia para comprar una guitarra española
guia para comprar una guitarra clasica

Debemos estar ante una guitarra de verdad

Aunque nos parezca una obviedad, cuando buscamos nuestra primera guitarra española podemos encontrarnos guitarras españolas cuyo cuerpo está hecho de materiales de muy baja calidad y que no son propios de un instrumento, como el plástico, o que sus cuerdas son metálicas en vez de nailon,  o que se encuentran atadas al puente con nudos raros, etc.

Especial cuidado con el clavijero. Este mecanismo, al cual se unen las cuerdas de la guitarra y que nos permite tensarlas o destensarla, debe de ser de metal.

Normalmente su color es metálico gracias a una capa de níquel, aunque también puede ser dorado. Si vemos que el clavijero es de plástico debemos desconfiar rápidamente y desechar ese modelo. Igualmente debemos hacer si el clavijero es de un metal extremadamente fino, lo que nos indica claramente que si compramos esa guitarra nos va a durar bien poco.

Otro aspecto fundamental es el puente. Si este tiene alguna parte despegada o está hecho de plástico deberemos también desechar ese tipo de modelos.

La madera de la que está hecha la guitarra debe tener vetas apreciables a simple vista. Eso es un claro indicador de que el instrumento está hecho con madera natural y no de madera aglomerada o prensados.

El aspecto

Aunque no afecte al sonido, los primero que hay que mirar es que la guitarra no tenga ningún tipo de golpe o arañazo que se vea de manera excesiva.

Analizaremos su parte delantera, lateral y trasera, y buscaremos cualquier tipo de marca.

Especial cuidado con la parte de abajo, en la que este tipo de instrumentos suelen recibir pequeños golpes al apoyarlas.

Distancia entre el mástil y las cuerdas

Si las cuerdas de la guitarra están demasiado separadas del mástil, existiendo demasiado espacio entre ellos, es un claro indicador de que la guitarra no está bien construida, las maderas no son buenas o el mástil está curvado.

Para ver si el mástil está curvado podemos colocar la parte trasera de la guitarra a la altura de nuestros ojos, y mirando hacia el clavijero comprobar que el mástil esté recto y no presente curvatura.

En una guitarra clásica, la distancia correcta que debe haber entre el mástil y las cuerdas es de 4 mm en la sexta cuerda, y de 3 mm para la primera.

Dicha medición debemos efectuarla en el traste 12, con la guitarra afinada adecuadamente.

El puente

Otro aspecto relacionado con el punto anterior y que debemos tener en cuenta, es el puente.

Debemos comprobar que esté bien pegado a la guitarra y que no halla espacio entre este y la tapa frontal de la guitarra. Para ello podemos utilizar una tarjeta de cartulina (como las tarjetas de visita) y cerciorarnos de que no hay espacio donde poder introducirla.

El puente debe estar bien calibrado y tener la altura correcta:

Para comprobar lo primero debemos pulsar la 6ª cuerda en el traste número 12. Si el sonido que emite al tocar esa cuerda no es limpio (trastea) significa que ese guitarra no está bien ajustada.

Igualmente, para comprobar que la altura del puente sea la correcta debemos introducir una tarjeta de visita bajo la cuerda que estamos pulsando (recordemos, la 6ª en el traste 12). Si cabe una tarjeta, de forma justa, la altura del puente es la correcta. Mientras que si no entra ,o lo hace con mucha facilidad u holgura, entonces la altura del puente no está bien.

También podemos intentar introducir el pulgar entre la tapa frontal de la guitarra y la 6ª cuerda. En principio, con una altura adecuada del puente, nuestro dedo pulgar no debería poder entrar.

En el video que te mostramos a continuación podrás ver como se realizan todas estas comprobaciones.

La cejuela

Idénticas comprobaciones podemos hacer con la altura de la selleta o cejuela del clavijero:

Para ello pulsamos la 6ª cuerda en el traste número 2. E intentamos introducir una tarjeta de visita. Si no entra quiere decir que la selleta o cejuela tiene la altura correcta.

El mástil

Por otro lado, el perfil del mástil debe ser suave, de manera que cuando deslicemos la mano por el no debemos notar trastes salientes ni nada extraño que pudiera molestar a nuestra mano izquierda.

Además, en aquellas guitarras cuyo mástil está hecho de palo santo, palisandro, o de ébano, hay que comprobar que este no presente grietas.

En este video podrás ver cómo se realizan todas estas comprobaciones:

El clavijero

El clavijero, junto con el puente, son los dos elementos de la guitarra encargados de soportar la tensión de las cuerdas, que no es cualquier cosa.

Por ello hay que tener especial cuidado con esta parte del instrumento, ya que en guitarras de mala calidad podría fallar, destensando las cuerdas y complicando enormemente la tarea de afinado.

clavijero guitarra admira

Por ello el clavijero debe funcionar perfectamente, lo que repercutirá en la afinación de nuestra guitarra flamenca.

Cuando giramos una de las clavijas, la cuerda correspondiente debe tensarse o aflojarse correctamente, según estemos recogiendo o soltando cuerda, y mantenerse así sin variar la tensión hasta que nosotros queramos modificarla.

La apariencia exterior del clavijero, así como sus detalles, nos pueden dar una idea del tipo de calidad de los materiales y de la guitarra en general.

Uniones

Hay que fijarse en las uniones de los distintos elementos que componen la guitarra, puesto que son una buena pista para comprobar la calidad del instrumento.

Por ejemplo la unión del mástil con el clavijero,  la unión del mástil y el cuerpo de la guitarra, o la unión del puente con la tapa frontal.

Si dichas uniones presentasen defectos o anomalías, tales como un deficiente encolado, huecos, poros, etc., desecha esa guitarra.

Las cuerdas

Cada cuerda tiene una capacidad elástica y una tímbrica propia del material. No todos los materiales vibran de la misma manera ni suenan igual.

La mayoría de cuerdas de la guitarra española que se venden son de nailon, que es un polímero sintético con una elasticidad y un sonido propio.

Aunque también podemos encontrar cuerdas de fibra de carbono mezclada con nailon. Estas tiene un peso y grosor distinto a las de nailon, siendo cuerdas mucho más tensas y de bajo peso, lo que puede lograr que la nota tenga más volumen y más sustain (es decir, la propiedad de una cuerda de mantenerse vibrando).

La afinación

Si la guitarra que estamos tocando no afina, o nos es muy difícil de afinar, hay que sospechar.

Para afinar una guitarra flamenca o clásica se puede utilizar un afinador electrónico, que nos indica el tono correcto que debe tener cada cuerda y si la estamos afinando correctamente. También existen afinadores de guitarra gratis, como los que podemos encontrar y utilizar en páginas web de manera online (en este caso la aplicación web nos dará la nota correcta y nosotros tendremos que afinar las cuerdas de oido).

El Sonido

Te recomendamos que te sientes relajadamente y toques una a una las seis cuerdas de la guitarra al aire, escuchando atentamente.

Intentan captar tanto el brillo, como el volumen y la duración del sonido. Examina si te suena bien al oído o notas cierta perturbación del sonido.

Lo mejor es que pruebes varias guitarras españolas de distinta marca y precio.

Debes comprobar si te sorprendió el sonido y su timbre. Si las notas son claras y no hay ninguna que invada a la otra. Esto lo podemos verificar al tocar un acorde. Si suena cada nota con brillo y de manera independiente las unas de la otras es una buena señal.

Hay que comprobar también cómo suenan sus notas a lo largo de todo el mástil, ya que hay guitarras que pueden tener una zona del mástil cuyas notas suenen mejor que las de otra zona, es decir, podría haber un desequilibrio importante en su sonido, por lo que deberíamos evitar este tipo de guitarras.

Para comprobar este punto podemos pulsar la cuerdas más fina (1ª), en cada uno de sus trastes, desde las notas más graves hasta las más agudas (manteniendo en todo momento el resto de cuerdas apagadas).

Otro truco es ir a la 1ª cuerda y buscar una nota aguda. Se debe escuchar que la nota nace limpia, dure un tiempo, y se muera limpia (que no se distorsione, que no genere una doble nota, etc.). También podemos hacer la misma comprobación con las cuerdas graves (6ª, 5ª, o 4ª).

Aunque nunca utilicemos notas tan agudas cuando tocamos la guitarra, estas comprobaciones nos dan el parámetro de que las cuerdas pueden vibrar en sectores difíciles del mástil, (en los que de por sí a cualquier cuerda le cuesta vibrar) con lo que estaríamos ante una buena guitarra.

Otro truco sería comprobar cómo suenan sus armónicos. Si encontramos más armónicos, además de los típicos en el 5º traste, quiere decir que estamos ante una guitarra muy resonante y con una etapa muy sensitiva, lo cual es bueno.

Otras consideraciones a la hora de comprar guitarras españolas

Debes tener en cuenta que uso vas a dar al instrumento antes de decantarte adquirir una guitarra española u otra.

¿Es para salir con ella los domingos y tocar algunas canciones pop con los amigos?, ¿es para tocar tu sólo en casa?, ¿o quieres una guitarra que funcione, que dure y que puedas tocar con ella, aprender y formarte a lo largo del tiempo?.

Las respuestas a esas preguntarás nos ayudarán a decantarnos por un tipo de guitarra u otro, con mayor o menor calidad, de un precio más elevado o más barata.

Cómo te sientes tocando la guitarra

Debes prestar atención a si te sientes cómodo tocando la guitarra que estás probando.

Para ello simplemente toca una pieza que domines o  que te guste. Enseguida percibirás si tocar esas notas te resulta cómodo o no.

Si las notas salen solas te será grato tocar más con ella y es muy probable que sea la guitarra adecuada para ti.

Modelos de guitarras para iniciarse

Existe una gran variedad de marcas y modelos de guitarras para iniciarse.

Podemos encontrar marcas blancas. Son modelos sencillos, enfocados aprender a tocar  pero de una buena calidad y precio aceptables, como por ejemplo Jaime Cortés, Memphis, Garrido, etc.

Luego tenemos modelos marcas más conocidas como Alhambra, Admira, o Yamaha, firmas con años de tradición en la construcción de este tipo de instrumentos, donde la calidad y el detalle suben respecto a las marcas blancas.

Distinción entre guitarra clásica y flamenca

En esta web hablamos indistintamente de guitarra clásica o española y guitarra flamenca, nombrándolas como si fueran el mismo instrumento.

Ello es debido a que el público en general, no experto, habla indistintamente de guitarra española, flamenca, o clásica, y lo hacen refiriéndose al mismo instrumento musical sin diferenciarlas.

Sin embargo, aunque estéticamente una guitarra clásica o flamenca puedan parecernos igual, e incluso sonar igual, podemos encontrar algunas diferencias , tanto en su forma de construcción como en los materiales empleados y en el sonido emitido.

Normalmente la guitarra clásica tiene la tapa frontal de madera de cedro maciza. Los aros, o laterales, y la tapa trasera, suelen ser de palosanto o sapelli.

Otra diferencia es la construcción interna. En una guitarra clásica se busca conseguir sustain, y alcanzar sonidos graves, mientras que en una guitarra flamenca se busca que tenga más definición en notas agudos, para realizar picados típicos flamencos.

Una guitarra flamenca suele tener un color más claro y su tapa frontal suele ser de madera de pino-abeto maciza. Los aros, o laterales, y la tapa trasera suelen ser de ciprés, aunque hay constructores que utilizan palosanto o arce sicómoro.

Otra diferencia que puede apreciarse a simple vista es el ancho del cuerpo de la guitarra. En las guitarra española clásica el cuerpo suele ser más ancho, buscando la sonoridad, el sustain, y los graves. Mientras, una guitarra flamenca va a ser más estrecha.

Otra diferencia radica en la distancia entre el mástil y las cuerdas. En las guitarras flamencas suele haber una distancia menor que en las clásicas, de 2,5 mm en la primera cuerda y 3 mm en la sexta cuerda.

Precios

Es normal que si estás comenzando en el mundo de la guitarra probablemente no sepas si te va a gustar y si vas a continuar en su aprendizaje y formación, motivos por los cuales quizá no te interese gastar mucho dinero en estos momentos iniciales comprando la guitarra de un reconocido luthier.

Pues bien, estas de suerte, porque el hecho de que una guitarra sea barata no significa que sea de mala calidad. Puedes encontrar guitarras que no superen los 200 euros y de muy buenas prestaciones, con las que te vas a sentir muy cómodo y con las que vas a disfrutar y aprender durante muchos años. Por lo tanto, la inversión no es tan grande.

Ten en cuenta que hay diversos factores que pueden hacer que una guitarra clásica sea más cara que otra. Por ejemplo, el precio es mayor según el tipo de madera (con veta más separada o más junta), o el tipo de secado y lijado que han recibido sus diversas partes.

Conclusión

En definitiva, los 3 factores clave que se le deben exigir a una guitarra son, un buen sonido, que su notas no trasteen, y que las cuerdas sean fáciles de pisar.

Pero ante todo, hay que intentar que nuestro aprendizaje sea lo más grato posible, y para ello la mejor opción es comprar un guitarra española con la que nos sintamos cómodos, sea fácil de tocar y cuyo sonido sea de nuestro gusto. Solo así lograremos atravesar las horas de duro aprendizaje, convirtiéndolas en buenos momentos.